(Pulsa en el banner para acceder y regístrate gratuitamente) FreeBitCoin

viernes, 10 de noviembre de 2017

Cantidad de Monedas y Billetes en Circulación

Una de las mayores incógnitas al momento de hablar de dinero en todas partes del mundo, es referente a la cantidad que hay en circulación y la cantidad de emisión. Es decir, ¿de que depende la cantidad de monedas y billetes en circulación?
Un archivo educativo elaborado por el Banco de México en Mayo del 2017, explica lo siguiente: 

"El uso de los billetes y las monedas por parte del público depende de factores que son parte de nuestra vida cotidiana, como son los días de la semana, las vacaciones, las festividades, los patrones de consumo, entre otros. El objetivo de este documento es presentar las principales variables que afectan el comportamiento de la demanda por billetes y monedas, que se pueden dividir en aquellas que responden a factores económicos y aquellas que responden a factores estacionales.

Variables económicas:

Actividad económica: Conforme la actividad económica es mayor, hay más transacciones y/o son de mayor monto. Como la gran mayoría de las operaciones comerciales en México se hacen con efectivo, al haber mayor cantidad de éstas, se usan más los billetes y las monedas, y viceversa. 

Salarios/precios: El uso de billetes y monedas es mayor cuando aumentan los salarios y/o los precios de los bienes y servicios. El incremento de los salarios propicia que la gente tenga más dinero y demande mayor cantidad de bienes y servicios. Cuando aumenta el precio de los bienes y servicios, las personas necesitan más billetes y monedas aunque el número de transacciones sea el mismo. El efecto contrario sucede cuando disminuyen los salarios y/o los precios. 

El costo de mantener efectivo: Al mantener efectivo en nuestro poder estamos incurriendo en un costo ya que, por ejemplo, estaríamos renunciando a los intereses que podríamos ganar si ese dinero fuese invertido en algún banco, o estaríamos renunciando a las utilidades que podríamos ganar si ese dinero se invirtiera en algún negocio. Para las
personas que utilizan el sistema bancario, el costo es la tasa de interés que pagaría el banco si ese dinero estuviera en una cuenta. Para el público que no utiliza los servicios bancarios, la inflación se convierte en un costo, pues mientras mantiene el dinero en su poder, los precios suben, por lo que al pasar el tiempo ese dinero alcanzará para comprar menos mercancías. Cuando el costo de mantener efectivo es alto, las personas demandan menos billetes y monedas, y viceversa.

Existen otras variables que afectan el uso de los billetes y las monedas; por ejemplo, la actividad económica informal que utiliza intensivamente el efectivo, o la presencia de sistemas de pago alternativos como el uso de tarjetas de débito y crédito, que disminuye la demanda por billetes y monedas.

Variables estacionales:

Son las que dependen del tiempo, por ejemplo, la cantidad de billetes y monedas en circulación es menor a principios de la semana y aumenta conforme termina la semana laboral. De hecho, la estacionalidad es fundamental para entender el uso de los billetes y de las monedas a lo largo de un año.
Conforme se acercan las fiestas navideñas, por ejemplo, la utilización de los billetes y monedas aumenta sustancialmente. El crecimiento comienza a mediados de noviembre y llega a su punto más alto, generalmente, unos días antes de Navidad. La razón es que el ingreso (salarios) de gran parte del público aumenta debido principalmente a que, en esas fechas, las empresas proporcionan el aguinaldo a sus empleados y, en muchos casos, además otorgan otros bonos especiales. Es así que, en ese periodo, la gente utiliza dicho incremento temporal en su ingreso para comprar regalos, artículos para celebrar las fiestas de fin de año, y para viajar. A comienzos de enero, la mayor parte del efectivo utilizado en la temporada decembrina finalmente se deposita en los bancos, los que a su vez, lo depositan en el Banco.

El uso de los billetes y monedas vuelve a subir entre los meses de marzo y abril, ya que el período de Semana Santa es aprovechado por muchas personas para salir de vacaciones, lo que incrementa la actividad económica utilizando más dinero que lo acostumbrado. A lo largo de la semana y del mes, la circulación del efectivo también cambia. El efectivo que se utiliza el fin de semana es generalmente depositado por las tiendas en los bancos comerciales típicamente los lunes o martes. No obstante, para el jueves la tendencia se invierte, ya que los bancos comienzan a retirar billetes y monedas de los Banco Centrales para poder contar con suficiente efectivo para atender la demanda del público durante el fin de semana, iniciando un nuevo ciclo. Esa es la estacionalidad semanal."

Fuente: http://www.banxico.org.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar!