jueves, 6 de septiembre de 2012

Boletos de Café - Costa Rica

Boletos de Café - Costa Rica

1 Cajuela, J.J Benavides-Hijos
¿Qué eran los boletos o fichas?
El boleto o ficha, era una especie de monedas emitidas por entes privados que estaban relacionados con la producción y el comercio. Se utilizaban para pagar el salario de los trabajadores, quienes podían emplearlas para comprar diferentes productos. Las fichas se han utilizado prácticamente en todo el mundo, incluidos varios países de América. En Costa Rica se les ha llamado Boletos; en Guatemala, Honduras, Nicaragua, Cuba, El Salvador, Colombia se les llama Fichas; en México, "flacos"; en Argentina son conocidas como "latas" y en Venezuela se le llama "ñapas"

¿Cuál es el origen de los boletos o fichas?
Los boletos o fichas surgieron en Inglaterra, durante la segunda mitad del siglo XVII, en una época en la que los reyes tuvieron problemas para emitir monedas de baja denominación, que eran las más utilizadas para las transacciones cotidianas. Ese faltante se acentuó los años claves de la Revolución Industrial (1775 - 1817), por lo que banqueros, comerciantes y dueños de fabricas decidieron acuñar sus propias monedas. A partir de entonces, las fabricas pagaban a los obreros con ese tipo de moneda privada, cuyo uso estaba restringido al área de influencia de la fabrica.
En la misma áreahabían comercios que aceptaban los boletos para que los obreros pudieran comprar diversos productos.

J. Sanchez Lepis, San Francisco
¿Cómo se fabricaban los boletos o fichas?
Los boletos metálicos, al igual que las monedas, eran fabricados mediante el proceso de acuñación. Para acuñarlos se utilizaban laminas de metal, las cuales se cortaban en pedazos de acuerdo con la forma que iba a tener el boleto. Luego, esos pedazos de metal se introducían en una maquina o volante que tenia dos troqueles (masas de acero grabadas), uno con el grabado del anverso y el otro con el grabado del reverso de la pieza. Seguidamente, la pieza de metal o cospel se ponía en posición horizontal sobre uno de los troqueles, el cual se fijaba sólidamente y se cubría después con el troquel, mediante
un proceso de fuerte presión para grabar las dos caras del boleto.

Los boletos de Café en Costa Rica - Historia
El origen de los boletos de Costa Rica está estrechamente ligado al desarrollo del cultivo y la exportación del Café.
Fco. Salazar Chacon, San Jose de Costa  Rica
El café es el producto mas importante de la historia de Costa Rica, ya que, gracias a su cultivo el país logro vincularse de forma permanente con el mercado mundial. Su desarrollo comenzó hacia la década de 1820, aunque su expansión no se dio sino a partir de 1830 en el Valle Central, especialmente San Jose. Contribuyendo para ello, las condiciones físicas y naturales del país, así como la vocación agrícola de los pobladores, la habilidad de los comerciantes y el apoyo de los gobernantes, quienes supieron descubrir las posibilidades del producto.
El café se exporto primero a Chile y luego a Gran Bretaña, con lo cual se coloco bien en los mercados Europeos y se convirtió en el principal motor de desarrollo nacional hasta finales de la década de 1970, aunque quedo sujeto, también, al fluctuante mercado mundial.
En Costa Rica, los boletos surgieron a raíz del desarrollo de la producción de café, que provoco una reciente necesidad de monedas de baja denominación para pagar el salario de los trabajadores de esta actividad. Ante la escasez de monedas, a los trabajadores se les pagaba con "boletos" palabra que en Costa Rica deriva de boleta, especie vale o contraseña.
No existe claridad en cuanto a la fecha en que empezaron a acuñar los "boletos", pero se conoce que para inicios de de la década de 1840 ya circulaban unos con el nombre "Gerónima Fernández". Con el tiempo, los boletos fueron utilizados por otros tipos de empresas (por ejemplo, ganaderas) o negocios para el pago de salarios o para sustituir monedas de baja denominación necesarias para dar el cambio (vueltos), dada la escasez de moneda fraccionaria.

El uso de los boletos
Los boletos fueron utilizados en la economía cafetera para el pago de los salarios a los obreros agrícolas y para la compra y venta de productos de consumo diario. A cada cogedor de café, se le entregaba boletos por la cantidad recolectada los cuales podían cambiar el fin de semana por el dinero equivalente al precio del volumen recolectado. También los podían utilizar directamente en la compra de productos de consumo diario en comisariatos del dueño de la finca o en aquellos negocios que tenían algún convenio con el cafetalero. En estos casos los boletos podían ser utilizados durante todo el año en los comisariatos, incluso varios comercios como tiendas de abarrotes y otros, los empezaron a aceptar, debido a la confianza y el respaldo que inspiraban las empresas y las personas que los emitían. Otros cafetaleros, dedicados también al comercio, pusieron valor a los boletos la base del sistema monetario vigente en cada época.

Los emisores de los boletos
1 Cajuela, Agroindustrial Las Marias
Los primeros boletos conocidos, que datan de la decada de 1840, corresponden a las fincas de los primeros y mas importantes cultivadores del grano, tales como los de la familia Montealegre, los de Juan Rafael Mora Porras, los de Jose Joaquin Mora, los de Santiago Fernández, los de Gordiano Fernández, los de Vicente Aguilar, entre otros. Con la extensión del uso de los boletos, los cafetaleros, adoptaron su uso. La complejidad de los diseños de los boletos estaba, por lo general, relacionada con la capacidad económica del dueño de la finca, razón por la que existen desde boletos con la efigie del dueño de la finca, hasta otros fabricados en sencillos círculos de metal con las iniciales del emisor.
También, los grandes cafetaleros, los medianos y los pequeños acuñaron boletos que expresaban el valor del producto en unidades de volumen como cajuelas de café, medidas y canastos; y con valores equivalentes a la moneda nacional como reales, pesos, centavos, céntimos y colones. Esta situación hacía de los boletos un tipo de moneda privada que circulaba a la par de la moneda oficial.

La fabricación de los boletos de Costa Rica
Almacen Gamboa, Cafe de Costa Rica
Los boletos metálicos de Costa Rica fueron fabricados mediante el proceso de acuñación. Debido a la proliferación en el uso de los boletos y a la dificultad para su fabricación, algunos negocios como la Ferretería "El Iris" y el "Almacén Gamboa", acuñaron tipos de boletos con valores de 1  cajuela que servían como un "machote", los cuales eran vendidos a los caficultores quienes les acuñaban, por lo general, sus iníciales por medio de punzones que podían ser adquiridos en las ferreterías
Algunos pequeños caficultores, sin muchas posibilidades económicas para acuñar boletos de cierta calidad, recurrieron a los hojalateros de los pueblos quienes fabricaron un tipo de boleto muy rústico, el cual consistía en punzonar las iniciales del dueño de la finca y el valor sobre una ficha de aluminio.
Muchos de los boletos de Costa Rica fueron fabricados en el exterior; sin embargo, tenemos referencias de la acuñación de boletos en Costa Rica desde la década de 1860 y durante una parte importante del siglo XX, realizada de manera privada por el  grabador de la Casa de la Moneda de Costa Rica, el señor Cruz Blanco. No es sino hasta la década de 1920 en que podemos afirmar que se acuñaron boletos en la Casa de la Moneda de Costa Rica.

La importancia de los boletos dentro del desarrollo económico y social de Costa Rica
Los boletos facilitaron las transacciones de bienes y le permitieron a los cafetaleros contar con la moneda necesaria para cumplir con las obligaciones salariales y también cuidar el dinero oficial, de por sí escaso, para realizar inversiones en la producción y procesamiento del café. En algunas ocasiones, a través de los boletos, los cafetaleros obtenían una doble ganancia: por un lado, al dárselos como pago al obrero agrícola lo forzaban a utilizarlo para adquirir productos en los comisariatos, propiedad de los mismos cafetaleros. En otros, los boletos se podían utilizar en aquellos comisariatos con los que el propietario de la hacienda cafetalera tenía algún convenio y que cobraban al peón un determinado porcentaje por recibirle los boletos. Empero, en muchos casos el peón se veía favorecido con estas medidas, ya que de no existir estos comisariatos o pulperías, tenía que trasladarse una distancia considerable para adquirir ciertos bienes de consumo diario.
A partir de 1840 los boletos se consolidaron como un medio de pago alternativo en las fincas cafetaleras y para la segunda mitad del siglo XX empezó a disminuir su utilización, dado que el problema de la escasez de moneda oficial fue solucionado. Hoy en día se utilizan boletos en muy pocas fincas, pero sólo para llevar las cuentas del volumen de café recolectado por los trabajadores quienes los cambian por su equivalente en dinero al final de la semana de labores.


 

 

Agradecimientos a esta pagina

6 comentarios:

  1. muy buena su explicacion de estos boletos hace unos años mi papá me conto algo de la historia porq mi abuelito le conto a él hoy aprendi mas y yo podre contarle a mis hijos mejor la historia de estos boletos....gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es super agradable leer mensajes como el tuyo! ayuda a compartir esta información.. y te invito a seguir visitando el blog!

      Eliminar
  2. Debes indicar la fuente de la información ya que fue tomada de un folleto publicado por el museo numismatico del Banco Central de Costa Rica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, si te das cuenta.. en todas mis publicaciones.. coloco la fuente!
      Aunque pudiera colocar lo que tu dices.En este caso, yo no tome la información del folleto que mencionas.
      Esta información me la suministro un amigo coleccionista de Costa Rica.
      Saludos

      Eliminar
  3. Debes indicar la fuente de la información ya que fue tomada de un folleto publicado por el museo numismatico del Banco Central de Costa Rica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque pudiera colocar lo que tu dices.En este caso, yo no tome la información del folleto que mencionas.
      Esta información me la suministro un amigo coleccionista de Costa Rica.
      Saludos

      Eliminar

¡Gracias por participar!